Consejos para tu próximo proceso de selección (II): la entrevista telefónica

Consejos para tu próximo proceso de selección (I): el CV
6 noviembre, 2018
Cómo ampliar la cobertura de tu red comercial
6 marzo, 2019

Si seguiste los consejos que te dábamos en nuestro anterior post, es muy probable que tarde o temprano pases a la siguiente fase de tu proceso de selección. Esa en la que un día suena el teléfono y, o bien te emplazan directamente para una entrevista presencial, o te plantean una entrevista telefónica en ese mismo momento…Si te encuentras en este segundo supuesto, ¡es mejor que estés preparado! Estos son los consejos que harán que tu entrevistador/a dé el paso y quiera verte cara a cara.

Que no panda el cúnico

Respira hondo y responde con seguridad y serenidad. Los nervios sólo te jugarán malas pasadas y harán que no des pie con bola, como le pasó a un candidato con nuestra compañera Amparo:

“Una vez estaba llevando procesos de selección en varias ciudades. Uno de los candidatos no me respondió al teléfono y me devolvió la llamada un poco más tarde. Fue surrealista:
– Hola mi nombre es Amparo, estás llamando al departamento de Selección de Reticulae. ¿Cuál es tu nombre y desde dónde me llamas?
– Manuel (nombre ficticio), desde mi móvil.
– ¿Y dónde estás, Manuel?
– Al lado del Mercadona…
– Manuel, yo te llamo desde Sevilla, desde…
– ¡Ah vale! Estoy en la calle.
– Manuel, la calle… ¿en qué provincia de España se encuentra?
– En Calamonte…
– Manuel ¿y dónde está Calamonte? ¿En Madrid? ¿En Sevilla? ¿En el País Vasco?”
Amparo, Técnico de Selección y Formación Reticulae Sevilla

Sonrisa telefónica

Si tu fuerte es el lenguaje corporal, este tipo de entrevista te limita mucho al respecto, así que es importante cuidar tanto lo que dices como el tono de tu voz. Créenos, si sonríes mientras hablas por teléfono, se nota. No se trata de fingir más entusiasmo del que sientes por la oferta, pero es importante que tu voz suene agradable y demuestre interés. Que tu reclutador/a no piense que si te selecciona te está haciendo una faena, en definitiva.

Normalmente en esta fase se te facilita más información que quizá no aparecía en la oferta. Si esa nueva información hace que descartes seguir con tu candidatura, házselo saber a la persona que te está contactando y no continúes el proceso por cortesía o porque te da vergüenza rechazar el puesto. Evitarás perder el tiempo y no se lo harás perder al departamento de Selección. Si te preguntan el motivo por el que ya no te interesa, dilo. Tu feedback siempre va a ser valioso para mejorar futuras ofertas, siempre y cuando el motivo no sea que ‘prefieres quedarte en casa cobrando el paro’ (ese ya lo tenemos muy visto) 😉

Por otra parte, es perfectamente factible que la llamada no te pille en buen momento. No te preocupes y pide que se te contacte más tarde con naturalidad, pero sin necesidad de entrar en detalles ‘escabrosos’…

“Es muy frecuente llamar para sondeo, preguntar si lo coges en mal momento y que te contesten “pues sí, estoy en el baño…””
Lydia, Técnico de Selección y Formación Reticulae Sevilla

Apréndete tu CV

Cuanto más sincero hayas sido en la redacción del mismo, más fácil te será cumplir con este punto. En ocasiones nos encontramos con candidatos que ‘hinchan’ su CV y después olvidan lo que escribieron en el mismo, contándonos otra historia totalmente diferente durante la entrevista telefónica. Es una pena, porque esto resta credibilidad a candidatos que pueden ser perfectamente válidos para cubrir el puesto, ¡tenlo en cuenta!

No te enrolles más de la cuenta

Sé conciso en tus respuestas. No se trata de responder sólo con monosílabos, sino de contestar únicamente a lo que se te está preguntando sin desviarte del tema. Si has cumplido el primer consejo que te dábamos, te será más fácil centrarte en lo que realmente interesa a tu entrevistador/ sin necesidad de contarle tu vida en verso.

La despedida también es importante

Antes de colgar, aprovecha para preguntar cualquier duda que tengas sobre el puesto, y agradece el tiempo que te ha dedicado. Dirigirte a quien te ha entrevistado por su nombre es un plus 😉

Esperamos que estos consejos te lleven un poco más cerca del puesto de trabajo que estás buscando. En la próxima entrega abordaremos las entrevistas por Skype, ¡síguenos en redes sociales para no perdértela!

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo con tus contactos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *