Entrevista: «Si solo sobreviven los mejores… Nosotros, además de sobrevivir, saldremos reforzados», Soraya T. Sánchez

Carlos Estévez, CEO de Reticulae, lanza un motivador mensaje a toda la compañía
6 abril, 2020
técnicas atiesares
¿Cómo gestionar el estrés poscovid? Claves para la reactivación
6 julio, 2020
entrevista responsable legal

Integridad, lealtad y excelencia profesional. Estas tres palabras mueven el mundo de Soraya T. Sánchez, Responsable Legal de Reticulae. Valores que aprendió de grandes profesionales y que le gustaría seguir transmitiendo a todos aquellos que trabajen con ella. Y así lo está demostrando. Apenas 4 meses después de su llegada a la compañía, no solo se ha ganado un hueco de honor en la primera línea operativa, sino que ha conseguido el cariño y la admiración de todo aquel que ha tenido la oportunidad de conocerla. 

Un fichaje que ha llegado en un momento complicado, pero que, gracias a su gran bagaje profesional, está siendo de incalculable valor. A cada paso, ha ido marcando el devenir de la empresa, ayudando a la Dirección a tomar las mejores decisiones, pensando en el bienestar de todo el equipo y asegurando el futuro de Reticulae. Así es ella, una mujer tenaz, fuerte y meticulosa capaz de lidiar con todos los retos que se le crucen por delante. 

Soraya, natural de Barcelona, se define a sí misma como una persona con sus fortalezas y debilidades, como cualquier otro ser humano. Pero, la diferencia es que todas las mañanas se levanta intentando ser consciente de esto, para así potenciar sus fortalezas e ir puliendo las debilidades. “De toda experiencia puedo aprender una lección y, dentro de mis múltiples defectos, procuro enfocarme y esforzarme en mejorar un poquito cada día”, confiesa nuestra compañera.

Su trayectoria laboral la avala. Tras 7 años de experiencia en Call Center (atención al cliente y televenta) y promoción de venta de productos de telefonía, Soraya domina el sector del marketing de campo a la perfección. Un Know How fundamental que le ayuda a moverse con soltura dentro de la empresa. Pero estos fueron sus comienzos… Una vez finalizados los estudios de Derecho, se especializó en el ámbito laboral y, desde entonces, su evolución ha sido meteórica. Ha trabajado en tres despachos como abogada laboralista, ejerciendo desde distintos ámbitos -tanto con empresas como trabajadores-, y aprendiendo de los mejores profesionales. Todo esto le ha valido para dar el salto al mundo corporativo de la mano de Reticulae. Un nueva y apasionante etapa profesional donde le auguramos muchos éxitos. 

En el blog de Reticulae entrevistamos a Soraya para conocer mejor su labor dentro de la empresa, indagar en el trabajo que está realizando y descubrir cómo ve el mañana de la compañía. 

El futuro está por llegar y el futuro siempre, siempre, es una oportunidad para que las cosas buenas pasen

Para todos aquellos que no lo sepan, ¿cuál es tu labor como responsable legal de Reticulae? 

Fundamentalmente, mi trabajo consiste en tomar las decisiones relativas al día a día sobre la dinámica de la empresa en cuanto a las relaciones laborales. Para ello nos coordinamos el departamento de Administración, RRHH y Legal para aportar, desde el punto de vista legal, los pasos que se han de dar, las políticas que se han de aplicar o los procedimientos que se han de llevar a cabo.  

En definitiva, me encargo de revisar, analizar y asesorar a la compañía en los aspectos legales que le afectan en todas sus relaciones, adoptando las medidas necesarias, en cada caso, para adecuarnos a la situación concreta. 

Ser responsable legal de una empresa de más de 300 empleados no es una tarea fácil, ¿qué cualidades debe tener la persona que desempeñe este rol?

Asumir como un reto esa oportunidad y esforzarse por conseguirlo cada día. Ser consciente de la responsabilidad que implica, porque hay muchas personas que dependen de esa responsabilidad: por supuesto la empresa, pero todo el entorno de esta porque al final somos un paraguas que nos engloba a todos juntos. 

A pesar de llevar tan solo 4 meses en la empresa, las circunstancias han hecho que parezcan 4 años. ¿Cómo definirías tu experiencia en este tiempo? 

Una auténtica vorágine… ha sido todo muy intenso. Yo creo que he tenido muchísima suerte de estar aquí cuando ha pasado todo esto, ya que me he sentido muy valorada, tanto como profesional pero también como persona.

Cuando se decretó el Estado de Alarma y la consiguiente paralización de la actividad de Reticulae, ¿qué fue lo primero que se te pasó por la cabeza?

No puedo saberlo… fueron días absolutamente frenéticos, ya que cada día cambiaban las circunstancias por momentos. Pero recuerdo que pensé que conseguiríamos salir de esta y a la vista está que, con el esfuerzo de todos, lo estamos consiguiendo. 

Perteneces a la primera línea operativa, clave para preparar a Reticulae ante los nuevos escenarios que están por llegar, ¿en qué has centrado tus esfuerzos durante estos meses?

Sobre todo en analizar el caótico entramado legal que ha ido surgiendo día a día… el BOE está siendo mi cuaderno de bitácora. Ha sido necesario filtrar la información e intentar obtenerla por todos los medios porque no es fácil interpretar un montón de leyes nuevas que no tienen precedentes reales. Aparte de eso, se ha intentado ayudar a solucionar todas las dudas e incidencias a nivel legal, sobre el ERTE por fuerza mayor, el desempleo y sobre esta situación totalmente nueva para todos. El canal de consultas ha sido una herramienta nueva, pero ha tenido una grandísima acogida y creo que es una buena manera de dar una respuesta ágil a toda la gente que lo necesita, y más en estos momentos. En este tiempo se han hecho muchísimas cosas, aportando entre todos ideas para ir mejorando, para acercarnos más a todos y progresar, tanto ahora, en estos momentos difíciles, como en los próximos meses, con el objetivo de que la “nueva normalidad” sea una mejor normalidad. 

En momentos difíciles, ¿qué hace que mantengas la calma? 

Centrarme en el objetivo a cumplir. Es difícil que pierda los papeles, la verdad, pero creo que cuando alguien puede estar al límite o perdido hay que saber pedir ayuda. Antes de perder la calma hay que ser consciente de que todos necesitamos que alguien nos ayude a recuperar el equilibrio antes de caer. A veces ha sido mi familia y amigos, otras veces compañeros de trabajo o superiores, pero, siempre que lo he necesitado, he encontrado una mano que me ayude a seguir. 

Para Reticulae, el bienestar de los empleados es una prioridad absoluta. Para ello, el acompañamiento durante el confinamiento ha sido fundamental. ¿Qué acciones ha realizado la compañía para estar cerca del equipo?

Creo que hemos intentado estar ahí, más cerca. Además del portal #YoMeQuedoEnCasa y todas las iniciativas para que puedan formarse, para que puedan comunicarse todos, para no sentirse ajenos al equipo que somos todos… Hemos intentado, tanto RRHH como Legal, dar celeridad a las respuestas de cualquier duda que tuvieran los empleados para que sepan la absoluta importancia y prioridad que tienen todas las personas que formamos parte  Reticulae. Somos una empresa de personas y estamos ahí para acompañarnos. 

Si pudieras mandar un mensaje a todos tus compañeros, ¿cuál sería?

Que el futuro está por llegar y el futuro siempre, siempre, es una oportunidad para que las cosas buenas pasen.

No hemos paramos de escuchar que “en toda crisis hay una oportunidad”, ¿cuál crees que será para Reticulae? 

El compromiso y el talento. Hemos sabido adaptarnos a las circunstancias y, en esta crisis, hemos sido conscientes del enorme talento que nos rodea, en el que todos hemos aportado nuestro granito de arena. La comprensión de las personas de este equipo ha sido fundamental, pero también el trabajo de quienes seguimos aquí. Ha sido increíble ver cómo todo el mundo se ha volcado, tanto cuando han entendido las decisiones que se han tenido que tomar como quienes han estado día a día aportando sus capacidades, su gran talento, para mejorar, para adaptarnos, para estar ahí. La verdad es que son las personas de Reticulae las que hacen que sea una gran empresa y se ha visto en todo el día a día, en el esfuerzo y en la aportación de todos. Todo ello es lo que nos permitirá hacer de esta crisis una oportunidad.

 ¿Cómo se está preparando la compañía para la “nueva normalidad”? 

Mejorando toda la empresa desde sus cimientos. Todas las personas que han seguido en primera línea han aportado sus mejores cualidades para que volvamos al 100% con fuerzas renovadas, con Reticulae renovado y en un lugar mejor donde trabajar. 

Una lección que hayas aprendido de las consecuencias de esta crisis sanitaria…

Aprender a cambiar para adaptarse a las circunstancias que nos rodean y afrontarlas con todas las consecuencias, ya que es la única manera de seguir adelante. A veces hay que lanzarse al vacío sin red (no tenemos nada que nos permita conocer qué va a pasar, pues, desde luego, nadie se imaginaba lo que hemos vivido) pero afrontarlo como viene permite capear mejor el temporal. 

Y para terminar… ¿Cómo prevés que será el futuro de Reticulae?

Que será un futuro mucho mejor en el que estar, donde trabajar, en el que aportar y en el que crecer juntos. Se están haciendo muchas cosas para que eso sea posible, para que seamos mejor equipo, mejores comerciales, mejores profesionales y eso es lo que nos va a marcar la diferencia para un futuro mucho mejor para todos. Si solo sobreviven los mejores… nosotros, además de sobrevivir, saldremos reforzados. 

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo con tus contactos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *